¿Por qué es importante que los niños tengan huesos sanos y qué alimentos ayudan a fortalecerlos?

  • hace 5 meses

¿Sabías que tener huesos fuertes en la infancia garantiza una buena salud ósea en etapas posteriores de la vida? Es muy importante fomentar en los niños y niñas el cuidado de los huesos brindándoles la nutrición adecuada para su desarrollo. En esta nota, te contamos por qué es importante que los niños tengan huesos sanos y qué alimentos ayudan a fortalecerlos.

¿Por qué es importante que los niños tengan huesos sanos y qué alimentos ayudan a fortalecerlos?

Los huesos conforman la estructura de nuestro cuerpo y lo sostienen. Aunque sean muy ligeros, son lo suficientemente resistentes como para soportar todo nuestro peso y proteger nuestros órganos. La estructura ósea es una parte muy importante del cuerpo, por lo que no debemos olvidar su cuidado, sobre todo, en los más pequeños.

La mayor parte de la densidad ósea se construye durante la infancia y la adolescencia. Por ello, la nutrición infantil es uno de los factores clave para garantizar la buena salud de los huesos y, por supuesto, la buena salud en general..

¿Cuál es la importancia de tener huesos sanos en la infancia?

Los huesos cambian continuamente. El organismo genera tejido óseo nuevo, y el tejido óseo existente se desgasta. Cuando se es joven, el cuerpo produce tejido óseo nuevo más rápido de lo que se desgasta el tejido óseo existente, y la densidad ósea aumenta. Por ello, las primeras etapas de la vida son cruciales para garantizar que los huesos se mantengan saludables en la adultez. 

La mayoría de las personas alcanzan su densidad ósea máxima alrededor de los 30 años. Después de eso, la remodelación ósea continúa, pero se pierde ligeramente más densidad ósea de la que se gana. Por esta razón, los adultos mayores son quienes tienen mayor probabilidad de padecer osteoporosis, una afección que hace que los huesos se debiliten y se vuelvan frágiles. 

La probabilidad de padecer esta enfermedad depende de la cantidad de densidad ósea que se alcance para cuando se cumpla 30 años y de la rapidez con que se pierda. Cuanto mayor sea la densidad ósea máxima que se adquiera, más tejido óseo se tendrá "de reserva" y menor será la probabilidad de padecer osteoporosis cuando se envejezca. Es por ello que el cuidado de la salud ósea debe darse toda la vida. Empezar en etapas tempranas, sobre todo, por medio de la alimentación, es vital.

¿Qué alimentos ayudan a fortalecer los huesos de los niños?

La alimentación de un niño debe ser nutritiva, variada y balanceada, y debe incluir todos los nutrientes necesarios para su desarrollo, entre ellos, el calcio. Si bien se sabe que este mineral se encuentra en los lácteos, lo cierto es que hay muchos otros alimentos que igualan o superan en calcio a los lácteos. Estos son: 

  • Legumbres (lentejas, frijoles, garbanzos)
  • Almendras, avellanas, nueces
  • Semillas de girasol, ajonjolí
  • Verduras de hoja verde (brócoli, col, espinacas, poro, acelgas)
  • Tofu, soya
  • Algas
  • Pescados azules (salmón, atún)
  • Langostinos, mariscos
  • Naranjas, dátiles, higos

¿Por qué es importante que los niños tengan huesos sanos y qué alimentos ayudan a fortalecerlos?

Agregar estos alimentos ricos en calcio a la dieta de los niños es necesario para su desarrollo óseo. Sin embargo, también es importante que consuman alimentos ricos en vitamina D, C y K, nutrientes que ayudan al cuerpo a asimilar y a fijar el calcio. 

  • Alimentos que aportan vitamina D: Está presente en cantidades mínimas en el pescado, el huevo, la leche de vaca y el hígado. 
  • Alimentos que aportan vitamina C: Naranjas, mandarinas, limones, toronjas, pimientos rojos y verdes, kiwi, fresas, melón, brócoli, papas horneadas, tomates, entre otros.
  • Alimentos que aportan vitamina K: Hortalizas de hoja verde: espinaca, col rizada, brócoli, hojas de nabos, acelga, hojas de mostaza, perejil, lechuga romana y lechuga de hoja verde. Coliflor, aceites vegetales, arándanos azules, ciruelas, kiwi, pera, palta, plátano, zanahorias, espárragos, melocotón, higos, carne de res, hígado, pescados, queso, huevos, soya, entre otros.

Mantener una buena alimentación es solo uno de los 3 mejores consejos para fortalecer los huesos de los niños. Realizar actividad física y el consumo de ciertas vitaminas también es necesario para cuidar la salud ósea de los pequeños y su salud en general. Recuerda que nunca es tarde para cuidarnos. ¡Cuanto antes empecemos mejor!

Fuente:

https://kidshealth.org

www.mayoclinic.org

Anterior
Siguiente »

    Comentarios