¡Atención! Estas son las enfermedades más comunes en verano

  • hace 4 meses

Este será otro verano en el que se verán limitadas ciertas actividades, como ir a las playas o a las piscinas públicas, debido a las medidas de prevención ante el incremento de contagios de la COVID-19. Sin embargo, también debemos estar atentos y preparados para protegernos de las enfermedades más comunes en verano y prevenirlas con acciones simples, pero muy eficaces.

¡Atención! Estas son las enfermedades más comunes en verano

Es importante conocer cuáles son las enfermedades más comunes en verano para saber cómo prevenirlas. Los cuidados que te presentamos a continuación son claves para reducir el riesgo de sufrir algunas de las dolencias más frecuentes en esta temporada.

Infecciones gastrointestinales (diarreas y colitis)

La gastroenteritis es el trastorno digestivo más frecuente en niñas y niños durante el verano, y se caracteriza por la pérdida de líquidos corporales (deshidratación), debido al vómito y a la diarrea que ocasiona. Las causas más frecuentes son por virus, bacterias o parásitos, y pueden presentarse otros síntomas, como cólicos y calambres estomacales, fiebre y falta de apetito.

¿Sabes cómo prevenir la gastroenteritis en los niños y niñas este verano? Pues, lo más importante es lavarse siempre las manos antes de comer y no ingerir alimentos en lugares en los que no sepamos qué tan buena es la higiene. Asimismo, es imprescindible lavar y hervir bien los alimentos antes de su consumo, además de no mezclar alimentos crudos y cocidos, ya que se corre el riesgo de producir contaminación cruzada. Por ello, es necesario lavarse las manos inmediatamente después de tocar carnes crudas y antes de manipular otros alimentos.

¡Atención! Estas son las enfermedades más comunes en verano

Estas infecciones estomacales suelen darse en verano, ya que el calor acelera la descomposición de los alimentos que están a temperatura ambiente y una de las causas de la gastroenteritis es comer alimentos en mal estado. Por esta razón, es muy importante saber cuánto duran los alimentos en el refrigeradorcómo refrigerar correctamente los alimentos.

Deshidratación

La deshidratación puede afectar a personas de cualquier edad, pero hay que tener mayor cuidado con los bebés y adultos mayores. Es necesario beber suficiente agua durante todo el día. En el caso de los adultos, la cantidad recomendada es de 2 litros, aproximadamente. En el caso de los bebés y niños, dependerá de la edad. Una hidratación continua es fundamental, en especial, en temporadas calurosas.

Cálculos renales

Las altas temperaturas pueden causar deshidratación. El cuerpo suda, pierde agua y produce menos orina, lo que puede generar piedras de sal en los riñones y en las vías urinarias. Algunos síntomas de los cálculos renales son:

  • Orina de color rosado, rojo o marrón
  • Orina turbia o con olor desagradable
  • Necesidad constante de orinar, necesidad de orinar con mayor frecuencia u orinar en pequeñas cantidades
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre y escalofríos (en caso haya una infección)

Con una buena hidratación y una correcta higiene podemos evitarlo. Sin embargo, si hemos detectado síntomas, lo mejor será acudir al médico de inmediato.

Infecciones urinarias

El calor y la humedad producida por las ropas de baño e interiores son los principales causantes de las infecciones urinarias. Dependiendo de la gravedad de la infección y de la vía urinaria afectada, los síntomas pueden variar. En niños pequeños, la mayoría de infecciones urinarias se dan en la vejiga, siendo los principales síntomas los siguientes: 

  • Sangre en la orina
  • Orina turbia
  • Olor de orina fuerte
  • Necesidad urgente o frecuente de orinar
  • Indisposición general
  • Dolor o ardor al orinar
  • Presión o dolor en la parte inferior de la pelvis o en la región lumbar
  • Problemas de incontinencia

Es muy importante secarse bien al salir del agua y tener una buena higiene íntima para evitar estas molestias. En caso ya se esté con infección, es necesario recibir atención médica.

Erisipela (quemaduras por el sol)

La erisipela produce enrojecimiento, endurecimiento y aumento de temperatura en la piel. Incluso, la persona afectada puede presentar fiebre y escalofríos. Puede producirse por una larga exposición a los rayos del sol, los cuales queman y pueden producir lesiones graves

En cualquier temporada del año, cada vez que nos expongamos al sol, es muy importante que apliquemos en nuestra piel bloqueador con factor de protección solar de mínimo 50 (o el recomendado por nuestro médico). En verano, cuando estamos más tiempo al aire libre y bajo los rayos del sol, debemos aplicarlo en el rostro y en las partes descubiertas.

Para evitar la erisipela o las quemaduras por el sol, también es fundamental evitar exponerse al sol o realizar actividades al aire libre (sin sombra) durante las horas en las que hace más calor (de 11 a.m. a 4 p.m.) Además, podemos usar accesorios para protegernos, como gorras, sombreros, gafas de sol y sombrillas. Esto es importante así no haya sol y parezca un día nublado, ya que los rayos ultravioleta igual nos caen. 

Estas recomendaciones también ayudarán a prevenir un golpe de calor en bebés y niños.

Hongos en los pies (pie de atleta)

El calor y la humedad en las piscinas y en las duchas pueden causar hongos en los pies. Por ello, es recomendable usar sandalias y secarse bien, sobre todo, entre los dedos. También, es importante usar el calzado adecuado para la temporada y así evitar que los pies transpiren mucho.

Otitis (infección al oído)

Los baños en la piscina y en el mar pueden dejar restos de agua en los oídos y producir bacterias allí, provocando dolor y, a veces, supuración. Hay que ser muy cuidadosos e impedir que el agua ingrese directamente, incluso, a la hora de ducharse o de tomar un baño en tina.

Picaduras de insectos

Las picaduras de insectos no son enfermedades, pero de todas formas hay que tener precaución y usar los repelentes indicados para nuestro tipo de piel y edad. Ojo: hay ciertas enfermedades que se transmiten por mosquitos, como el zika, dengue y chikungunya, las cuales pueden tornarse muy graves y son más frecuentes durante el verano y en zonas tropicales.

¡Atención! Estas son las enfermedades más comunes en verano

La razón principal detrás de la aparición de las enfermedades más comunes en verano es la presencia de condiciones climáticas favorables para las bacterias, virus y otros parásitos. Por ello, es muy importante saber prevenirlas y tomar las precauciones adecuadas para disfrutar de un verano saludable. ¡A cuidarnos!

Fuente:

https://diadellunar.cidermperu.org

www.passporthealthglobal.com

www.mayoclinic.org

Anterior
Siguiente »

    Comentarios